Psicologia

Más allá de la Zona de Confort: Una Guía para tu desarrollo personal

Introducción:

 


La “zona de confort” es un término familiar para muchos de nosotros, pero ¿qué significa realmente? ¿Por qué es importante entenderlo y cómo puede afectar nuestro crecimiento personal y profesional? En este artículo, exploraremos a fondo la zona de confort, sus implicaciones y cómo podemos trascenderla para alcanzar nuestro máximo potencial.

Puedes elegir el coraje o puedes elegir la comodidad. No puedes tener ambos.

Image Caption

Brene Brown

Profesora de Ciencias Sociales

¿Qué es la zona de confort?

 


A pesar de que sea un concepto muy actual, la zona de confort tiene su origen en un experimento de principios de 1900. Robert M. Jekers y John D Dodson postularon que existe una relación entre el nivel de estimulación y el rendimiento. Según esta ley, un cierto nivel de estrés o ansiedad puede ser beneficioso para mejorar el rendimiento, pero solo hasta cierto punto. Cuando el estrés es demasiado alto, el rendimiento comienza a disminuir.


Por lo tanto la zona de confort se refiere al estado mental en el que te sientes seguro, cómodo y sin estrés. Es una zona de descanso y gozo. Es un lugar donde tus rutinas y tus acciones son predecibles y familiares. Tu casa, tus costumbres de trabajo, comida o deporte,  quedan en tu zona de confort y está bien que sea así. Necesitas la zona de confort para descansar, recargarte y sentirte seguro. Esta es la misma area que en llamamos “retirada” en el ciclo de necesidades de la Gestalt.


Sin embargo, quedarse demasiado tiempo en esta zona puede llevar a la complacencia y al estancamiento personal y profesional. Permanecer en la zona de confort puede limitar nuestras oportunidades de crecimiento y éxito a largo plazo. Es como estar en una burbuja, donde todo se siente bien, pero el progreso es limitado. Tal vez estés pensando: “Pero yo aquí estoy comodo y no me importa mejorar o crecer.” Así que a continuación te explico porque puede llegar a ser peligroso quedarse ahí donde estás comodo.


Pongamos que seas una persona tranquila, que no necesitas mucha marcha y que te conformas con tu trabajo, tu familia y tu rutina de vida. No hay nada malo en esto, puedes seguir así, ¿pero hasta cuando? Es posible que alguien a tu alrededor necesite cambiar algo, entra un nuevo jefe, tu sistema familiar cambia, cualquier cosa. ¿Que herramientas tienes para hacer frente a esto? Lo que quiero decir es que si no sales tu, gradualmente, de tu zona de confort, tarde o temprano será la misma vida a sacarte de ahí.


Para esto te aconsejo leer un libro emocionante, “900” de Alessandro Baricco.

'Cuando te sientes cómodo con la incertidumbre, se abren infinitas posibilidades en tu vida.'

Image Caption

Eckhart Tolle

Escritor

Pros y Contras de la Zona de Confort:

Pros:


1. Sensación de seguridad y familiaridad.


2. Reducción del estrés y la ansiedad.


3. Estabilidad en la vida diaria.


 


Contras:


1. Falta de crecimiento personal y profesional.


2. Limitación de nuevas experiencias y oportunidades.


3. Complacencia y estancamiento.

Zona de Miedo vs. Zona de Aprendizaje

 


Si hablamos de la zona de confort hay que hablar también de dos zonas más. La zona de miedo es aquella en la que te sientes ansioso, incómodo o temeroso de probar cosas nuevas. Muchas veces, antes de entrar en esta zona, nos estamos imaginando todos las posibles catástrofes que podrían pasar, las llamamos “fantasías catastróficas”. Más allá de la zona de miedo está la zona de aprendizaje, aquí es donde experimentas un crecimiento significativo al enfrentar desafíos y superar obstáculos. Es importante entender que salir de la zona de confort implica atravesar la zona de miedo para llegar a la zona de aprendizaje. No hay atajos. Te tendrás que enfrentar con tus miedos, así como me pasó a mi en esta foto.


Estudios como el de Dweck (2006) han demostrado que las personas que están dispuestas a enfrentar la incertidumbre y el fracaso tienden a crecer y tener éxito en mayor medida que aquellas que se aferran a su zona de confort.


Así que un cierto grado de incomodidad es necesario para impulsarnos hacia el crecimiento, pero es crucial no dejar que el estrés nos paralice.

Haz cada día una cosa que te asuste.

Image Caption

Eleanor Roosevelt

First lady

Señales de que es el Momento de Salir de tu Zona de Confort:

 


1. Te sientes aburrid@ y con falta de motivación.


2. Te sientes estancad@ en tu desarrollo personal o profesional.


3. Sientes insatisfacción o inquietud.


4. Te faltan desafíos nuevos o interesantes.


5. Más de una persona comenta que no aprovechas tu potencial.


Por esto en mis sesiones de fotografía terapeutica te propongo nuevos retos y ejercicios fotográficos, para que puedas salir de tu zona de confort y cuestionarte lo que hasta ahora no te permitía progresar.

Conclusión:

 


En conclusión, la zona de confort puede ser un lugar cómodo, pero también puede ser una trampa que nos impida alcanzar nuestro verdadero potencial. Al entender la importancia de salir de esta zona y abrazar la incomodidad y el crecimiento, podemos avanzar hacia una vida más plena y satisfactoria. Recuerda, ¡la verdadera magia sucede fuera de tu zona de confort!

Bibliografía